Últimas noticias musicales de Amaia Romero

Amaia para El Mundo: «No siento la necesidad de estar todo el rato siendo noticia»

176

Cae la tarde sobre la azotea del UMusic Hotel, con vistas a la Puerta del Sol y su emblemático cartel del Tío Pepe, cuando aparece (, 1999), melena al viento por la ráfaga que se ha levantado entre los helechos gigantes y las sombrillas del bungaló urbano ubicado en la séptima planta. Posa frente a la cámara no con aires de diva, sino con la naturalidad de una chica de 24 años «normal y corriente», como repite en varios momentos de la entrevista. «Qué desastre, se me han arrugado la falda y el top. Espero que no quede muy mal», se justifica con una sonrisa nerviosa.

Alejada de pompas y fastos tras su paso por OT 2017 y Eurovisión, en este lustro ha publicado dos álbumes de estudio, Pero no pasa nada(2019) y Cuando no sé quién soy (2022). Este último pone nombre a la gira que cierra el próximo 23 de septiembre en el WiZink Center: su primer concierto en solitario ante casi 17.000 personas. 17.000 incondicionales que no se han olvidado de su voz cuando el resto del mundo parecía haberle perdido la pista.

Antes de empezar, Amaia pide un cigarrillo a su mánager -su hermano, Javier Romero-, y bromea con que quiere que sea una entrevista como las antiguas. Como aquellas que le hacían a su idolatrada . «Siempre recuerdo una charla con Pepa Flores en la que ella se encendía un cigarrillo con mucha parsimonia y manejaba los silencios con una elegancia increíble, no sentía la necesidad de hablar atropelladamente y de soltar tonterías como hago yo, como estoy haciendo ahora mismo», ríe. Quizá debería empezar a jugar con los silencios ella también, o a responder de forma escueta cuando no le interesa la pregunta, sugieren desde su equipo. Una buena técnica, pero no va a ser esta la ocasión de ponerla en práctica, le advertimos.

Cómo se abre una un hueco en la industria musical, rodeada de jóvenes tan carismáticos y con una propuesta mucho más comercial que la tuya?

Siento que hoy en día pasan muchas cosas todo el rato y cada día salen miles de canciones o miles de artistas nuevos. Es verdad que a veces tengo un poco de miedo por lo que escucho a mi alrededor; momentos en los que igual pienso que me estoy quedando atrás. Yo admito que soy bastante lenta en mis procesos creativos, me gusta hacerlo todo poco a poco mientras todo lo demás avanza deprisa. Pero es que a mí me gusta tomarme mis tiempos y creo que es igual de respetable, depende tanto de la persona y del artista…. No siento la necesidad de estar todo el rato siendo noticia. De hecho, si yo estuviera sacando canciones una tras otra, o estuviera expuesta constantemente en redes sociales subiendo todo lo que hago, no estaría cómoda porque no va con mi personalidad. Lo he hablado con bastante gente últimamente.

¿Se puede triunfar entonces sin estar permanentemente en el foco mediático?

Es que triunfar es algo muy relativo, depende también de a quién le preguntes. Ahora parece que, si no te conoce todo el mundo, es que no eres nadie. No es que sepan de ti mucho o poco, es que es o todo o nada. Al final, para mí el triunfo sería mantenerme como estoy ahora, seguir trabajando como estos años que han pasado desde que empecé mi carrera musical. Estoy muy orgullosa de haberme mantenido y de tener los números que tengo ahora. Pero, sobre todo, de poder hacer la música que hago, es algo que me encanta y que me hace sentir súper afortunada.

Te tomaste un tiempo después de salir de OT; muchos seguidores del programa criticaron que no aprovechases el tirón. ¿Notaste que prestaban más atención a otros compañeros en ese primer momento?

No, nunca he tenido esa sensación. De hecho, fue un poco al revés, como que yo no quise que se me diera ese impulso, ¿sabes? Retrasé el hecho de empezar a sacar temas enseguida. Lo que tuve muy claro desde un principio fue lo que no quería hacer, y no tanto lo que quería hacer. Entonces me tomé ese tiempo, como un año, para descubrir qué quería sacar. Ahora sigo haciendo un poco lo mismo, en realidad: tomarme tiempo para pensar en cómo quiero presentarme ante el público en un futuro.

¿Sigues hablando con la gente de la Academia?

Sigo sus carreras por redes sociales, me alegro mucho de sus éxitos y de lo que están consiguiendo, pero la vida nos ha llevado por caminos separados.

En La canción que no quiero cantarte colaboraste con Aitana, zanjando los rumores de rivalidad.

¡Sí, es verdad! Es algo que pedía y que esperaba mucha gente, y a mí me encantó hacerlo. La disfrutamos muchísimo, no puedo decir otra cosa

¿Qué ha aprendido la Amaia de 2023 respecto a la de 2017?

Yo creo que he vivido el mismo proceso que una persona que pasa de tener 18 a 24. Nadie se siente igual, da igual que seas artista o no. Es cierto que he pasado por muchas cosas que, inevitablemente, me han hecho aprender y madurar. Bueno, madurar no sé (ríe). Sigo sintiéndome un poco adolescente en algunos momentos. Pero claro, de repente sales de un programa y tienes una vida completamente nueva, haces cosas todo el rato que nunca habías hecho y eso te obliga a aprender quieras o no. También descubres muchas cosas de ti misma, como que eres más fuerte de lo que parece.

Ahora vas a participar en la nueva serie de Los Javis, El Mesías… ¿Te ves iniciando una carrera como actriz?

Siento que aún es un poco pronto para decidirlo porque como todavía no ha salido la serie no sé qué repercusión va a tener. A mí el proceso de rodaje me ha gustado muchísimo, ha sido un viaje precioso interpretar al personaje, pero no sé cómo me verá la gente en pantalla. Por los capítulos que me han enseñado, te puedo decir que me parece que va a ser increíble. También es verdad que, claro, Los Javis justamente son dos directores que conozco desde hace tiempo [se conocieron en OT], son amigos míos y tenemos confianza. No dudé un segundo en decirles que sí, me fío de ellos cien por cien. Entonces, claro, igual si me proponen otro proyecto con alguien con el que no tengo esa conexión me costaría más o me daría miedo por no saber si funcionaría.

Puedes leer la entrevista completa en: https://www.elmundo.es/cultura/musica/2023/09/16/650323cae85ece74258b4588.html

Los comentarios están cerrados.