«Su actual propuesta ha evolucionado y se puede codear sin problema en convocatorias globales»

86
São Paulo descubrió a una Amaia a años luz de la artista que debutó con “Pero no pasa nada” (2018). Presentando “Cuando no sé quién soy” (2022), se ve segura dando zancadas de punta a punta del escenario en “Bienvenidos al show”, recuperando “El relámpago” al piano o acompañada a la guitarra flamenca en “Yamaguchi”. Una madurez que también se le notó cuando, tras una lipotimia que la forzó a abandonar unos minutos, decidió volver a salir para terminar el show entre aplausos.Marta Salicrú - rockdelux.com
Quien sí dejó un notable buen sabor de boca fue Amaia, que aunque actuó a una hora tan difícil como las tres de la tarde evidenció que tiene repertorio, banda bien engrasada con Miquel Sospedra y demás y, sobre todo, un control escénico francamente notable.

Su actual propuesta ha evolucionado y se puede codear sin problema en convocatorias globales como este. Su actuación se vio interrumpida hacia el final al padecer un leve desmayo por bajada de tensión, aunque al cabo de unos minutos remató una faena espléndida y como si no hubiera pasado nada con el hit El encuentro .Esteban Linés - La Vanguardia

Los comentarios están cerrados.