«Algo pasa cada vez que Amaia se sube al escenario. El público lo nota. Es difícil de explicar, pero fácil de reconocer»

68

Amaia ilumina Palma con su voz

Por Irene R. Aguado para Diario de Mallorca

Algo pasa cada vez que Amaia se sube al escenario. El público lo nota. Es difícil de explicar, pero fácil de reconocer; no hay receta ni fórmula mágica, pero la cantante sabe cómo hacer que todos caigan rendidos a sus pies. Lo demostró ayer ante una Palma entregada y completamente enamorada de la magia que desprende su voz.

La de Pamplona, ganadora de Operación Triunfo en 2018, logró que la plaza Rei Joan Carles I acabara a rebosar en su cita para celebrar las fiestas de Sant Sebastià. Miles de fans ya gritaban emocionados su nombre minutos antes de que apareciera en el escenario. Bienvenidos al show, el tema que abre su segundo álbum, fueron los primeros compases que la artista interpretó nada más empezar, sentada al piano.

Ataviada con un traje azul de lentejuelas, la cantante agradeció constantemente el cariño recibido: «Gracias por venir», repetía una y otra vez. Con Dilo sin hablar, regaló besos y sonrisas a todos los asistentes. «Qué recibimiento más bonito, estáis increíbles», dijo emocionada.

Con la naturalidad a la que tiene acostumbrados a sus fans, la artista confesó: «Estaba preocupada por si pasaba frío, pero ahora tengo hasta calor del subidón». Continuó con La vida imposible, el tercer corte de su álbum, y con El Relámpago el público estalló entre gritos: «Amaia de España», clamaban los asistentes.

Arropada en el escenario por su equipo, avisó en mitad del concierto que se venían «algunas canciones más tranquilas». Se volvió a mimetizar con su piano para interpretar Pesimista y también Fiebre, una versión del tema de Bad Gyal.

También hubo referencias al cantante Bad Bunny en Yamaguchi, una de sus canciones más especiales de su repertorio, cuyo nombre hace referencia a un parque de su Pamplona natal.

Tampoco dejó pasar la oportunidad de interactuar con los fans. Se quedó uno de los carteles que le había escrito un joven, en el que se podía leer ‘Amaia, cómeme el higo’, en referencia a La canción que no quiero cantarte. Poco antes de terminar, pasadas las once, se hizo un selfie con la plaza Joan Carles I hasta los topes con el móvil de uno de sus seguidores.

El psicodélico pop de la banda mallorquina Bilo puso las pilas a la plaza Rei Joan Carles I antes del concierto de Amaia. Con su Just a Game, el grupo se proclamó ganador del concurso del concurso PopRock en 2022. Más tarde, el punk-pop madrileño de La La Love You mantuvo vivo al público en una noche memorable.

Los comentarios están cerrados.